Ubicación y Horario de Apertura

Sales
AV. PADRE HURTADO NORTE 1602
VITACURA
SANTIAGO
7650191
Sales

Sales Horario de apertura

lunes 09:00 - 20:00
martes 09:00 - 20:00
miércoles 09:00 - 20:00
jueves 09:00 - 20:00
viernes 09:00 - 20:00
sábado 09:00 - 14:00
domingo Cerrado
Service
AV. PADRE HURTADO NORTE 1602
VITACURA
SANTIAGO
7650191
Service

Service Horario de apertura

lunes 09:00 - 20:00
martes 09:00 - 20:00
miércoles 09:00 - 20:00
jueves 09:00 - 20:00
viernes 09:00 - 20:00
sábado 09:00 - 14:00
domingo Cerrado
Close

Esta utilizando una outdated versión de navegador antigua. Por favor, actualice su navegador para mejorar su experiencia.

Innovation

Diseño

Todos los McLaren se fabrican en función de la ingeniería. El rendimiento precede a las formas. Como en un Formula 1™, todo se diseña con un motivo. El diseño del McLaren P1™ comenzó en el túnel de viento y se optimizó mediante herramientas aerodinámicas CFD (Computational Fluid Dynamics, Cálculo de dinámica de fluidos), exactamente igual que en un Formula 1™.
La forma de la carrocería viene dada por la trayectoria del aire al fluir sobre y alrededor del coche. Así, se ha reducido la altura en la parte trasera, se han moldeado las puertas y se ha recurrido a un techo de cristal para el habitáculo, para que la carrocería tenga la mejor aerodinámica junto con la máxima fuerza vertical. El McLaren P1™ tiene una altura extremadamente baja y una excelente aplomo. En su alargada sección trasera, al estilo de los deportivos de Le Mans, destaca un alerón que puede extenderse hasta los 300 mm. La clave del diseño era crear un automóvil "ligero y ágil". Hasta el número de paneles de la carrocería, todos en fibra de carbono, se ha reducido al máximo (sólo hay cinco paneles).
Aerodinámica

El McLaren P1™ genera una impresionante fuerza vertical de 600 kg a 257 km/h. Creemos que es la fuerza vertical más alta jamás ofrecida en un automóvil de producción homologado. Una mayor fuerza vertical mejora tanto la velocidad como el control. Ayuda al equilibrio, la estabilidad y la capacidad de conducción a cualquier velocidad.
La aerodinámica, además, es activa. El alerón trasero cambia de ángulo automáticamente para optimizar la estabilidad. Los flaps, situados bajo la carrocería, también cambian de ángulo para optimizar el rendimiento aerodinámico. En circuito, el McLaren P1™ se puede rebajar con sólo tocar un botón para quedarse a sólo 50 mm del asfalto, lo que provoca un efecto suelo que mejora el agarre y la fuerza vertical, e igualmente mejora la sensación de seguridad del conductor. El McLaren P1™ también usa el sistema DRS (Drag Reduction System, sistema de reducción de resistencia aerodinámica), como el que se usa en Formula 1™, para aumentar la velocidad en rectas. Se activa con un botón situado en el volante y deja a 0 el ángulo del alerón trasero.

Fabricación en carbono

McLaren es pionero mundial en la fabricación de automóviles de carbono. Creamos el primer Formula 1™ con carbono (el MP4/1 de 1981) y el primer automóvil completo en carbono (el McLaren F1 de 1993). Todos los automóviles de calle McLaren tienen el chasis tubular de fibra de carbono, como en los Formula 1™ modernos. El McLaren P1™ utiliza una nueva estructura monocasco de fibra de carbono, que incluye suelo, techo y la característica toma de aire superior. La estructura completa pesa sólo 90 kg. Esta estructura de alta tecnología proporciona numerosas ventajas. Este bajo peso mejora el rendimiento y reduce las emisiones; además, se mejora la agilidad y la alta rigidez torsional garantiza una precisa geometría de la suspensión, lo que en último término mejora tanto la respuesta como la conducción en sí.

La tecnología de fibra de carbono de Formula 1™ también se usa en los distintos paneles de la carrocería. Son ligeros e increíblemente resistentes. Según se moldean pueden adquirir formas realmente complejas, lo que permite que cumplan varias funciones al mismo tiempo y que se reduzca el peso al máximo. El capó delantero oculta espacio de maletero. Los embellecedores de paso de rueda cumplen una doble función como tomas de aire y soportes para la batería, los radiadores del aire de carga, radiadores de aceite y el embrague.

Tren de potencia

Para obtener el máximo rendimiento con la máxima polivalencia se ha recurrido a un propulsor que mezcla un motor eléctrico y otro de gasolina. El eléctrico entrega su máximo par al instante y tiene una excelente respuesta al acelerador, un requisito indispensable para un conductor exigente. Junto con un potente motor V8 biturbo, el resultado es una potencia instantánea y un tremendo rendimiento: rendimiento puro sin concesiones. El motor V8 biturbo de 3,8 litros produce 737 CV a 7.500 rpm, mientras que el motor eléctrico, especialmente desarrollado por McLaren Electronics, rinde 176 CV. Juntos, la potencia máxima llega a los 916 CV, con un par de 900 Nm.

En el modo "normal" o IPAS (Instant Power Assist System, sistema de ayuda de potencia instantánea), el motor de gasolina y el eléctrico funcionan completamente a la par. Los modos disponibles son Normal, Sport y Pista (se selecciona con un mando giratorio), junto con el modo Carrera (se selecciona pulsando un botón). Hay un botón de sobrealimentación, similar al KERS de Formula 1™ que añade la máxima potencia y par del motor eléctrico. También hay un Modo de lanzamiento que proporciona la máxima aceleración desde parado. Finalmente, el modo eléctrico permite conducir el coche sólo con el motor eléctrico, en completo silencio y sin emisiones. El rendimiento del motor eléctrico hace que el McLaren P1™ tenga unas cifras de emisiones impresionantes para un coche con ese rendimiento: el CO2 está por debajo de los 200 g/km.

Suspensión y frenos

El McLaren P1™ tiene, probablemente, el sistema de suspensión más avanzado que se haya instalado en un automóvil de calle. Cuenta con control activo de conducción, inclinación y giro, y ajuste de altura. Reducir la altura del McLaren P1™ permite lograr unos impresionantes niveles de efecto suelo que hacen que el coche se adhiera al máximo al asfalto. El avanzado sistema hidroneumático RCC (RaceActive Chassis Control, Control de chasis RaceActive) supone una ventaja determinante tanto en conducción, control y agarre, y puede modificarse de acuerdo al gusto del conductor. La suspensión es adaptativa. Igual que en el 12C, las barras antivuelco metálicas, que siempre reducen la calidad de la conducción y la capacidad del automóvil para "flotar" sobre la carretera ahora sobran.

Hay cuatro ajustes de suspensión. Los modos Normal, Sport y Pista se seleccionan con un control giratorio y garantizan un comportamiento excelente en conducción convencional, deportiva o en pista, respectivamente. En el modo Carrera, el McLaren P1™ se transforma en un bólido de carreras. La rigidez aumenta al máximo y se reduce al mínimo la capacidad de inclinación para terminar en una dureza extrema (un 300% respecto al tarado inicial) y la altura se reduce al máximo. Así, puede tomar las curvas a más de 2g. El McLaren P1™ tiene el rendimiento de frenado de un modelo GT3, varios pasos por delante de cualquier otro deportivo a la venta actualmente. Akebono, el colaborador de McLaren para los modelos de Formula 1™ y producción, ha desarrollado unos discos de freno especiales de cerámica de carbono, más ligeros y compactos que los anteriores. Los neumáticos también tienen un diseño especial, obra de Pirelli, colaborador habitual de McLaren.

Habitáculo

El habitáculo es envolvente y eficiente, y resulta cómodo a la vez que libre de elementos superfluos. Está inspirado en la cabina de un reactor, incluido el techo de cristal. Se ha centrado en las necesidades del conductor. Como ocurre con el exterior, parece esbelto y libre de cualquier peso extra. La estructura de carbono queda completamente a la vista. ¿Por qué usar elementos innecesarios y pesados? Tiene un diseño minimalista pero con detalles de lujo como la navegación por satélite, el control de climatización, una guantera con una capacidad suficiente y la comodidad de la instrumentación TFT, con una pantalla que cambia de visualización según se pasa por los diferentes modos de conducción.

El ahorro de peso ha sido una prioridad en todo el automóvil y se evidencia en cada detalle. Hasta se ha eliminado la capa superior de resina del carbono para ahorrar 1,5 kg más. Ni siquiera aislante acústico Los ultrafinos asientos deportivos tienen el chasis de carbono y un acolchado mínimo, como en los modelos de competición. Como siempre en McLaren, la visibilidad ha sido una prioridad. La profundidad del parabrisas proporciona una visión delantera especialmente buena. Las ruedas delanteras se encuentran justo debajo del punto más alto de las aletas, lo que permite posicionar el vehículo con total precisión. Con un poco de imaginación, casi parecen unos slick de Formula 1™.